1 2 3 4 5

Hoy jueves 21 de enero se celebra el Día Internacional del abrazo, y aunque estamos en un momento complicado para darlo y también para recibirlo, los niños de Un Patio para Todos no han querido dejar de celebrar este día. (proyecto en convenio con el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz)

Antes de la pandemia, cada uno de los menores daba y recibía su abrazo o su saludo personalizado al entrar y salir del Centro. Esta muestra de afecto, es un elemento básico de comunicación, se crean vínculos que aportan numerosos beneficios en los niños. De hecho, el abrazo es la primera muestra de cariño, junto con el beso, que se le da a un bebé al nacer comenta Daniel Machado, coordinador del proyecto.

Existen muchísimas razones para abrazar a los niños no una vez, sino varias veces al día. Entre ellas, que aporta bienestar, ayuda a regular las emociones de los niños, imprime energía, fuerza y motivación y es un acto bidireccional.

Según la psicoterapeuta Virginia Satir “necesitamos cuatro abrazos diarios para sobrevivir. Ocho abrazos diarios para mantenernos y doce abrazos diarios para crecer”. Y como los niños están en continuo crecimiento, necesitan 12 abrazos al día.

Debido a la pandemia del COVID-19, el abrazo se ha hecho mucho más complicado, al menos para las personas que no convivientes, reduciéndose a la mínima expresión por miedo al contagio y por cumplir con las indicaciones sanitarias.

No obstante, podemos seguir abrazando a nuestras personas queridas, familiares y amigos, ya sea con un gesto o con palabras de cariño. Al menos y hasta que se pueda retomar esta costumbre tan sana, los menores y los educadores de Un Patio para Todos reservan algunos segundos todos los días para darse un “abrazo virtual.”

“Si te abrazo más fuerte nos vamos a dar la espalda”. –Groucho Marx-