1 2 3 4 5

Gracias a las donaciones recibidas durante la campaña COMPRA DE TABLETS, la Fundación Meridional ha adjudicado 39 tablets a estudiantes madrileños, en situación de vulnerabilidad y sin ningún dispositivo (Tablet y ordenador), que les permitirán continuar con su actividad escolar.

Esta campaña forma parte de una iniciativa promovida por la Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, que busca el proporcionar herramientas a más de 800 alumnos de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato, que se encuentran en desigualdad de condiciones que el resto de sus compañeros por no poder seguir las clases online.

Ya se ha realizado la primera entrega, destinada a 3 colegios de la Congregación Hijas de la Caridad de San Vicente Paul. Y una segunda distribución, para los proyectos que la Fundación Meridional tiene en convenio con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, Un Patio para Todos y Encuentro.

Tras más de 44 días de cierre educativo, se corre el riesgo de un aumento del retraso escolar, así como de la brecha digital y la desigualdad social. Sor Petra Delgado, Directora del Colegio Santa María Micaela, comenta el caso complicado de una de las familias del centro: “el padre tras sufrir un ERE y un ERTE está sin empleo desde hace mucho tiempo, la madre que estaba como cuidadora por horas no trabaja desde que se inició el estado de alarma, y sus hijos, actualmente en 2º y 4º de ESO, son excelentes estudiantes, pero al no disponer de herramientas no pueden seguir las clases online con normalidad y está bajando su nivel académico.”

En consonancia con este testimonio, Daniel Machado coordinador de Un Patio para Todos, nos alertaba también sobre las situaciones detectadas: “hay menores que sólo disponen del teléfono móvil de alguno de sus progenitores. Las tareas las reciben por foto o por email, tienen que copiarlas y realizar en sus cuadernos, para posteriormente hacer fotos y reenviarlas”.

Cada proyecto y cada colegio, se ha ocupado de distribuir las tablets y cuando todo se normalice y vuelvan a las clases presenciales, los dispositivos retornarán a los centros destinándose a la docencia.